(81) 8303 2636 y WHATSAPP +52 1 (81) 1170 6455 QUATTRO.DENTALOFFICE@GMAIL.COM
      Compartir:

      ¿Tienes o haz pensado en ponerte un piercing o tatuaje en la boca? Hoy en día podemos encontrar una gran comunidad que se extiende en todo el mundo que acude a estos procedimientos, ya sea por una cuestion cultural, por formar parte de una tendencia, como forma de expresión artística o simplemente por gusto personal.

      Tanto los piercings o perforaciones como los tatuajes son decoraciones en el cuerpo, que tienen su origen miles de años antes de la era actual, pero pese a su relación cultural no dejan de ser “heridas” provocadas de manera volutaria que generan una reacción en el área donde se realiza.

      Es bien conocido que estos procedimientos requieren de medidas rigurosas de limpieza, durante y despues de su realización. Pues al ser heridas pueden provocar infecciones y mal formaciones en el área.

      Por eso hay que tomar en cuenta la higiene del lugar y la persona que realizara este tipo de procedimientos, ya que si los instrumentos o el campo de trabajo no es estéril, hay una muy alta probabilidad de contraer otro tipo de infecciones sistémicas y no solo a consecuencia de tener un objeto extraño en boca. 

       

      Pero ¿Cómo afecta esta practica a nuestra salud dental?

      Una tendencia que vemos muy reforzada en la actualidad es la aplicación de piercings tanto el lengua, labios o frenillo, así como los tatuajes en la parte interna del labio. Misma que vemos presente en artistas que comúnmente pertenecen a los generos urbanos como rap o reggeatón.

      Empecemos con los piercings, ya que suelen ser los más recurrentes en esta zona y lo que la gente poco conoce al momento de optar por uno es que se pueden presentar una serie de consecuencias, tales como movilidad dental, fracturas en dientes, reacciones alérgicas, enfermedad en encías o hasta pérdida prematura de dientes. Esto es por el contacto directo del metal con los dientes y por la constante manipulación.

      Tenemos que recordar que nuestra boca es un zona que puede acumular muchas bacterias y la colocación de estos elementos  dificulta una correcta limpieza por que las infecciones son más propensas que en otras zonas del cuerpo.

      En cuanto a los tatuajes en la boca, estos generalmente se realizan en la parte interna del labio inferior. Zona sumamente sensible por el alto número de nervios y vasos sanguíneos, haciéndolo una de las partes más dolorosas para realizarse un tatuaje a comparación con la piel del resto del cuerpo.

      Además debido a la humectación constante en la boca, estos tatuajes suele durar no más de 1 año, y se empiezan a desvanecer desde el día 1. 

      Como mencionamos, no es como en la piel, no se pueden colocar plásticos o sustancias después de terminar el tatuaje como regularmente se hace en otras zonas.  Ya que esto puede irritar o crean infecciones en el área, es decir, la aplicación de agentes antibacteriales o jabones, no es una opción. Sin embargo,  en boca el proceso de curación es diferente, haciéndola más rápida y eficiente por sí sola.

      Algunos consejos que te podemos dar si decides hacerlo es mantener la zona seca durante pocos días. Para evitar que asi se desvanezca la tinta rápidamente. Evitar bebidas y alimentos irritantes, como alcohol, refrescos, enjuague bucal, etc. También cuida que las bebidas no estén muy calientes, porque esto puede hacer una inflamación más grande e irritabilidad en la zona.

      Si tienes dudas, siempre consulta con un dentista antes de realizar alguno de estos procedimientos para estar familiarizado con las consecuencias que pueden traer.

      En Quattro Dental estamos a tu disposición para resolver cualquier duda o inquietud.

      Agenda tu cita

      11 + 12 =